fbpx

Asesoría en General

 

Asesoría en General

¿Cuándo es necesario requerir los servicios de consultoría de un despacho de abogados?

La cultura mexicana ha tenido la costumbre de acudir a un abogado únicamente cuando surgen conflictos, peor aún entre los mismos socios intentan resolverlos; sin embargo, es importante tomar en consideración que a nivel macroeconómico las grandes potencias mundiales han fijado políticas públicas enfocadas en la prevención de los problemas. Prevenir problemas es sin duda la mejor de las inversiones.

En esta nueva ideología aparece la figura del abogado de consultoría, él puede ayudar a anticipar y evitar situaciones difíciles derivadas de la falta de experiencia empresarial, o producto de las leyes cambiantes de una determinada región que son cambiantes año con año.

Contratar un despacho de abogados para consultoría legal de tu empresa no es un lujo; muchos empresarios, en especial jóvenes o PyMES que apenas inician en el mundo de la competitividad comercial, desconocen que existen formas muy sencillas para cubrir las necesidades legales básicas de una empresa a través de la prestación de servicios de abogados que te puedan asesorar día con día en el manejo de tus operaciones.

Cómo me puede beneficiar la consultoría de abogados?

1) ¿Vas a abrir tu negocio?

Los beneficios son innumerables, tan es así, que incluso antes de iniciar operaciones o un negocio propio no sé sabe:

  • ¿Cómo darse de alta ante Hacienda?
  • ¿Qué es el IVA?
  • ¿Qué es el ISR?
  • ¿Cómo contrato trabajadores?
  • ¿Cuál es la sociedad que más me beneficia?
  • ¿Cómo puedo cumplir con mis obligaciones legales y fiscales de una manera idónea?

Entre muchas otras preguntas, que un abogado puede ayudarte a solucionar y comprender el sistema de manera fácil y rápida; encuadrando tu negocio para reducir costos, optimizar ganancias, y lo más importante, ¡evitar demandas, multas o embargos, ya sea de la autoridad o de algún otro particular!

2) ¿Negocio familiar?

Según datos del INEGI aproximadamente el 70% de los negocios en México son familiares. Es importantísimo saber que la relación entre los socios/accionistas marcan la vida de un negocio y el éxito del mismo; sin embargo, el contar con una empresa familiar muchas veces causa conflictos internos, debido a que los problemas del núcleo familiar se harán presente en el ámbito empresarial. Así pues la prevención y mediación de un abogado en las relaciones corporativas de la empresa será de suma importancia, con el objeto de minimizar la presencia de conflicto y las consecuencias de ellos.

3) ¿Vas a contratar trabajadores?

No es tan sencillo como parece. La mano de obra es el elemento más delicado para una empresa, ya que en primera instancia es el que brinda los recursos al negocio. Ahora bien, nuestras leyes en materia fiscal y de seguridad social son sumamente complejas, por lo que algo tan fácil como pudiera aparentar el contratar trabajadores, ello no es así, debido a que tenemos que celebrar contratos de trabajo para cada caso en especial, y así evitar problemas futuros en los Tribunales y con las diferentes dependencias públicas tales como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) y el propio Servicio de Administración Tributaria (SAT), más aún cuando eres patrón.

Una buena asesoría en este rubro nos ayudará a aminorar cualquier carga legal – fiscal que pudiera suscitarse por problemas con trabajadores o autoridades, ahorrándonos cantidades enormes de dinero.

4) Relación con clientes y proveedores.

Algo que sin duda alguna es el alma del negocio. Los contratos de compraventa, de arrendamiento, de donación, de comodato, de mutuo, entre todos los contratos que señala el Derecho Federal común, que surgirán día a día con la interacción de nuestros clientes y proveedores.

Asimismo, una vez que la empresa se vuelva más grande, será necesario formalizar estrictamente todas las operaciones, aunado a ello, en caso de que se trate de empresas que quieran licitar con Gobierno, necesitarán la asesoría de abogados para cumplir con todas las formalidades que pide la Administración Pública.

5) Proteger el patrimonio personal

Es importante considerar que existen diversos tipos de sociedades mercantiles, en ese sentido, resulta conveniente asesorarse con un abogado para que los socios siempre estén asegurados de que su patrimonio no será afectado por las decisiones de la empresa, de esta forma evitamos el menoscabo de los bienes de la persona detrás del negocio.

6) Derechos de propiedad intelectual o derechos de autor.

Muchos empresarios jóvenes e incluso los de mayor edad, no saben la importancia y la delicadeza de tener debidamente registradas las marcas o los derechos de autor de sus empresas, no solamente por los enormes beneficios que esto puede brindar, sino que el no inscribirlas nos puede poner en un serio problema legal, mediante el cual hagan uso ilícito de nuestra propiedad industrial, o incluso, en el supuesto de que alguien más se aproveche de nuestros negocios.

7) Reestructuración corporativa de la empresa.

En los negocios en ciertas ocasiones se tomará la decisión de ingresar a un nuevo socio, de vender acciones o incluso de sacar a uno de los accionistas; sin embargo, es importante estar bien asesorados en este tema, ya que si se realiza de una forma equivocada ello puede implicar el pago de impuestos elevados o que el acto jurídico no surta efectos.

8) Evaluar riesgos legales.

En la esencia de emprender está el asumir riesgos, pero si éstos son conocidos y claros, mejor. Un abogado puede ayudarte a entender las consecuencias legales del accionar de tu negocio, y a prepárate para enfrentar las distintas situaciones, como denuncias o demandas.

9) Ambiente laboral sano.

Las relaciones con los empleados pueden ser fuente de tensiones y dolores de cabeza, y no solo por el hecho de ser demandados por ellos, sino que dejen de hacer su trabajo por no tener un ambiente laboral adecuado. En este escenario el abogado propone un reglamento interno de logística que detalla los premios, las asistencias, los bonos, permisos, exámenes para ingresar, entre muchas otras cuestiones que dan beneficios al trabajador, y lo más importante, ¡seguridad y tranquilidad para el patrón!

No solamente se presentarán las cuestiones que enlistamos previamente, sino por el contrario, habrá mucho más situaciones en las que se requiera un abogado, debido a que no se puede pasar por alto que una empresa es un organismo vivo, al que afectan decisiones de los socios y que depende mucho de cómo fue creada para proteger el patrimonio tanto de la sociedad como de las personas físicas.

El asesoramiento legal no solo actúa como un factor de resolución de problemas, sino que es fundamental para evitarlos, lo cual permite al empresario centrarse en su actividad estrictamente comercial, y tener una ventaja competitiva con el resto de las empresas del mismo giro que no tengan la adecuada asesoría legal.

De tal forma que es primordial que una PYME cuente desde el primer momento con asesoramiento jurídico, ya que de esta forma el empresario reduce los gastos legales imprevistos ante situaciones de conflicto y reactivas, es por ello que un servicio de consultoría legal incluye asesoría ilimitada con acceso a diferentes especialistas para prevenir contratiempos legales.

Los servicios que incluye la consultoría radica medularmente, más no de manera estricta, en lo siguiente:

  • a) Realizar contratos de todas las materias
  • b) Revisión de contratos de clientes y proveedores
  • c) Creación de normas internas laborales
  • d) Revisión a libros corporativos, acciones y toda la estructura corporativa
  • e) Asesoría legal sin límite
  • f) Protección patrimonial
  • g) Formalizar acuerdos
  • h) Optimización de impuestos, si así lo requiere el cliente
  • i) Atención personalizada y de primera mano ante una urgencia en materia legal
  • j) Entre muchos otros beneficios de carácter legal

Derivado de todo lo anterior, es por ello que los exhortamos a que se asesoren con abogados, ya que esta es una gran solución sobre todo para personas físicas que realicen actividad empresarial o profesional, o para las PYME, que por sus dimensiones no se pueden permitir tener abogados que cobren únicamente por su logo.

Con COEL ABOGADOS, S.C. contratas un seguro personalizado para adecuar las necesidades de tu empresa y obtener asesoría ilimitada respecto de todas las materias, y así la persona física o los empresarios se dediquen a obtener más ingresos y hacer crecer la empresa.

Agradecemos la oportunidad que nos brinda de participar en la presente propuesta y le aseguramos que de vernos favorecidos con su aprobación pondremos nuestro mejor esfuerzo para proporcionarle un servicio de auténtico y valor para su empresa.

 

Contáctanos

Otros Servicios|SEGURIDAD Y CONFIANZA